martes, 25 de octubre de 2016

Rescatando relatos #1

¡Hola a todos!
Estaba en mirando un grupo de whatsapp cuando se han dedicado a pasar spam de wattpadd y me he dedicado a mirar mi perfil, a ver qué había escrito yo (apenas utilicé la aplicación) y me acordé de este relato qu había escrito hacía muchísimo tiempo. Así que he decidido cogerlo y compartíroslo aquí (porque me apetece, porque quiero). ¡Espero que (no) os (asustéis) guste!
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Odiaba echarle de menos. Odiaba saber que nunca más lo vería, que nunca más lo abrazaría.
Recordó sus estúpidas discusiones que a veces les separaba por corto tiempo. Pero no pasaban más de unas horas hasta que uno iba a la casa del otro a disculparse, a reconocer que no le importaba el orgullo propio, si no estar con el otro en las buenas y las malas.
Incluso recordaba el día en el que ella se había quedado llorando en su habitación mientras él se iba de la casa en silencio, con el deseo pronunciado de terminar la relación para no dañarla más, porque eso sentía. Cada vez que volvía de la base de operaciones se la encontraba con lágrimas en los ojos, con preguntas que apenas podía formular sin saber si era por las lágrimas o por la cantidad que quería pronunciar a la vez. Porque odiaba verla así. Él sólo era un soldado, su vida era cumplir órdenes.
No se sabe si el destino quiso que los pasos de ella, torcidos y sin sentido, llevasen a la casa de quien había sido su pareja.
Recordó la sorpresa inicial del joven y sus imploros por que volviera a casa, no quería hacerla más daño.
Y de repente, sin darse cuenta se hallaba en sus trabajados brazos. Besándole entre lágrimas agridulces. Había pedido un último beso, para comprobar que el joven había dicho la verdad cuando mintió sobre que ya no la amaba. Y sin previo aviso, se encontraron en la habitación del joven soldado. Jugando a quién deseaba al otro más, quien hacía sentir más al otro. E hicieron el amor, como nunca antes lo habían hecho, habían sentido cosas que nunca habían percibido, se habían dado cuenta de que se necesitaban como necesitaban oxígeno entre beso, entre caricia, entre cada jadeo.
Hicieron el amor de tal manera que a ambos les dolían los huesos al día siguiente , pero no importaba, porque habían llegado a una solución a su distancia física periódica. Sus labios de terciopelo se curvaron en la máxima sonrisa de felicidad cuando se le ocurrió a nuestra protagonista.
Y sin embargo nunca más sería así. Nunca discutirían, nunca volverían a separarse pues esta era sin duda la distancia más larga que recorrerían a pesar de que él le había dicho que todo saldría bien.
Lanzó la húmeda tierra que había en su mano sobre el cajón antes de dar comienzo al ritual que décadas más tarde, aliviaría su sufrimiento y la llevaría a su lado de nuevo y para siempre.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Reseña: Títeres de la Magia, Iria G. Parente y Selene M. Pascual (Marabilia #2)

¿Eh?
¿Qué es eso que veo?
OH DIOS MÍO, ES UNA RESEÑA DE AIHIRO. NO ME LO PUEDO CREER.
Sí, ya sé que llevo muuuucho tiempo (cerca de dos meses, pero ssssh) sin subir una reseña al blog, pero puede que me haya pasado por el que hasta a día de hoy es mi bloqueo lector más grande de la historia.
Tiene una explicación, la muy inteligente de mí se empezó Acacia, de David Anthony Durham pensando que era autoconclusivo (avance: NO, NO ES AUTOCONCLUSIVO) y cuando me enteré de lo contrario, me desanimé muchísimo (porque además me lié muchísimo buscando información), así que decidí intentar leer algo en inglés (Porque claro, en un bloqueo es mejor leer algo que te resulte pesado) y me cogí en la biblioteca el de The Ocean at the End of the Lane, de Neil Gaiman. Tras muchas volteretas intentando leerlo y adquiriendo vocabulario, lo dejé a 30 páginas de terminar, porque estaba en una parte súper confusa en la que me estaba liando y dije, mira, si eso ya lo terminarás en un futuro cercano. Por esas épocas había conseguido 2 libros más a mi estantería (Señora hermana, si lees esto, te quiero xD), Títeres de la Magia y Seis de cuervos.
Y POR FIN, POR FIN PUDE TERMINAR UN LIBRO EN ESTOS 2 MESES.
Así que... Aquí tenemos la reseña bonita~~
ADVERTENCIA: Puede contener spoilers del libro anterior, así que si no lo has leído, ten cuidado.
Resultado de imagen de títeres de la magiaDatos principales: 
Nombre: Títeres de la Magia.
Autor: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Editorial: Nocturna Editorial
ISBN: 978-84-945277-3-9
Saga: Marabilia (2/?)
Nº de páginas: 521
Resumen de la editorial:
Los nigromantes de la Torre de Idyll no son como dicen los cuentos. Allí nadie sacrifica doncellas ni juega con la muerte, sólo se estudia entre libros y hechizos.
Clarence, que siempre ha vivido ahí, adora esa calma.
Hazan, que conoce el mundo exterior, comienza a cansarse de ella.
Sin embargo, cuando unos venenos letales empiezan a comercializarse por toda Marabilia, ambos deben abandonar esa paz. Alguien tiene que encontrar un antídoto con urgencia... aun si el precio a cambio es uno mismo.
Opinión personal:
No sé si recordaréis la reseña del libro anterior de esta saga, pero la comencé diciendo que se merecía un 5, que era perfecta.
Creo que puedo decir lo mismo de esta.
Iria y Selene nos marabilian otra vez con su pulcra y estilosa escritura, con personajes que son reales, que son humanos; con la gran imaginación que tienen ambas para tomar un proyecto y llevarlo a cabo. Con esa gran capacidad de adaptarse entre ellas y hacer un modo de escritura común, que no se nota cuando escribe una o cuando escribe la otra.
Ellas, bueno, me tienen enamorada así que puede que sea bastante subjetiva en la reseña y no objetiva.
Volvemos así al mundo de Marabilia, pero esta vez los protagonistas que nos contarán la historia no son Lynne y el príncipe piedra Arthmael, si no el pequeño aprendiz de hechicero que iba con ellos, Hazan, y su maestro Clarence (sí, Clarence, aquel muchacho que al menos yo me quedé con ganas de saber sobre él); aunque el príncipe y la grandiosa mercader sí que aparecerán en escena. Lo que nos lleva a esta historia (si bien habéis leído) es la misión de Clarence y Hazan de encontrar a quién está creando unos venenos capaces de matar a alguien en cuestión de una hora y deberán encontrar la poción para contrarrestrarlo.
Como ya nos demostraron en el libro anterior, sus personajes no son planos, son de lo más humano que he leído en tiempo, evolucionan de una manera preciosa, elegante y característica de sólo ellas a lo largo de la historia. Me he reenamorado de Lynne, Arthmael y de Hazan. Me he enamorado de Clarence y de Ariadne. Todos tienen una inocencia que transforman, que pierden incluso y que te llega al corazón.
Además, el libro tiene unos giros de trama bastante espectaculares que, sinceramente hasta unas páginas antes no me los esperaba y que ha hecho que todos mis feels salten a apretar el botón de estallido.
Me encanta la naturalidad con la que las autoras tratan en tema LGBT y, así como en algún otro libro se hacía una presión muy grande en plan: "eh, estoy escribiendo una novela LGBT, ADMIRADME", aquí no, simplemente lo dejan fluir, y creo que es lo que deberían, demostrar que un libro con protagonistas de este grupo es igual de digno y bonito que uno de una pareja hetero, que no hay necesidad de recalcar que los protagonistas tienen tal inclinación sexual y amorosa u otra. No sé, me ha gustado.
Lo único malo es que en ocasiones se me ha hecho algo lento para la trama y en otras demasiado rápido, pero es un mal muuuuuy menor, quizás ha ocurrido en un 5% de la novela. Y que si no has leído el libro anterior, te perderás en algunos guiños o sería un spoiler, así que yo os recomiendo leer el primero antes a pesar de que sean independientes entre ellos.

En conclusión, Iria y Selene me han vuelto a enamorar con esta joyita (como los collares de los nigromantes) y, si te gustó el libro anterior, te va a gustar este por ley (al menos desde mi punto de vista). Es por ello que les doy un 5/5 y espero que sigan con el proyecto de Marabilia #3 y con el proyecto Red and Gold. Chicas, seguid así y ánimo.